El secuestro de la sociedad civil por la partidocracia

 

La partidocracia, blindada en la Constitución del 78 –que no devino de la sociedad civil, sino de un pacto entre partidos representantes de oligopolios y oligarquías caciquiles heredados del franquismo y de su propia burocracia subvencionada por el Estado, es la responsable política de todo este embrollo. Ellos no pueden ser la solución al problema del independentismo catalán, y lo único que podrán hacer es disolver España a medio plazo por puro cálculo electoralista y presiones de las elites, monopolios, oligarquías, etc.

Para solucionar el problema, es la sociedad civil organizada (que NO está representada en el parlamento) la que debe que darse su propio marco constitucional. Solo puede haber una única soberanía en la Nación para respetar lo más básico de una democracia: la isonomía. Y las constituciones democráticas lo que deben hacer prioritariamente es proteger a la sociedad civil, a la ciudadanía de la nación precisamente de los partidos políticos y de los desmanes del Estado (sujetos ambos a todo tipo de contubernios clientelares). Los partidos políticos en España son el problema, no la solución.

Es la sociedad civil organizada (no desde arriba, desde los partidos y sus organizaciones, fundaciones, ongs y alianzas con poderes extranjeros) la que debe depurar y reformar los problemas fundamentales: el sistema mafioso electoral (que no representa a la ciudadanía), el modelo de partido y sus clientelismos vergonzosos y la representación de la Nación.

Pero mucho me temo que la partitocracia no desea autoinmolarse y preferirán destruir España, cantonalizarla y dejarla a los pies de los caballos.

El nacionalismo catalán, además de ser una repugnante ideología supremacista basada en delirios históricos, es producto de una ingeniería social que lleva años preparándose en la sombra. Desde Pujol.

Las leyes del parlamento, los decretos, se establecen también en la sombra, pactando primero con los oligopolios (eléctricas, gasísticas, telecomunicación…) que luego se refrendan por los partidos políticos al margen de la sociedad civil, de la ciudadanía. Por eso, la legislación española no beneficia al pueblo español. Dejemos de soñar. En España NO hay democracia y como sigamos así, delegando en partidos corruptos y traidores las decisiones fundamentales, dentro de poco no habrá ni España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s