Consejo a Grecia desde Argentina: “¡Declarad ya la suspensión de pagos!” Por Adrian Salbuchi

Adrian Salbuchi

Adrian Salbuchi

En el siguiente artículo el politólogo argentino Adrian Salbuchi aconseja a Grecia salirse del euro, volver al dracma y declarar la suspensión de pagos de la deuda pública, si no quiere verse empujada a un pozo de miseria garantizado, como mínimo, para los próximos 50 años. Unas medidas que muchos ven ya con buenos ojos no sólo para Grecia, sino también para España, Italia, Portugal, y todos los que tienen problemas similares: una moneda fuerte, una economía débil y una deuda impagable.

Fuente:http://rt.com/news/argentina-advice-greece-default-033/print/

(Traducido por Editorial Manuscritos)

Aquí en la Argentina, cuando vemos las cosas terribles que están sucediendo hoy en Grecia, sólo podemos exclamar: “¡Vaya! ¡Eso es exactamente lo que sucedió en Argentina en 2001 y 2002…!”

Hace una década, Argentina también pasó por un colapso sistémico de la deuda pública soberana que tuvo como resultado agitaciones sociales, dificultades para los trabajadores, disturbios y peleas callejeras con la policía.

Algunos meses antes de que explotara Argentina, el entonces presidente Fernando de la Rúa -obligado a renunciar cuando la crisis de 2001- había nombrado ministro de Finanzas al conocido defensor de los intereses de la banca, miembro de la Comisión Trilateral y protegido de Rockefeller/ Soros/ Rhodes, Domingo Cavallo.

Cavallo fue el espantoso arquitecto de la capitulación política y económica de la Argentina ante EE.UU. y Reino Unido cuando era ministro de Relaciones Exteriores del presidente Carlos Menem y ministro de Economía en los años 90.

Cacerolazo en Argentina, 2001

Menem y Cavallo son los principales responsables de la firma por Argentina de un tratado formal de capitulación con el Reino Unido / EE.UU. después de la Guerra de las Malvinas de 1982, de la apertura de nuestra economía a la privatización sin restricciones, de la desregulación y el endeudamiento manifiestamente excesivo con el dólar estadounidense, casi el triple de la deuda soberana en un unos pocos años (ver mi artículo del 11 de febrero 2012 British Laughter in the Falklands).

¿El Plan? Preparar a Argentina para el debilitamiento planificado, su adquisición por los Bankster* y su colapso, de forma que pudiera comenzar un nuevo ciclo de debilitamiento-adquisición- colapso. En 2001, Cavallo volvió para terminar su trabajo…

Durante el cálido verano de diciembre de 2001, fiel a su temperamento latino, Argentina llegó a tener cuatro (¡sí, cuatro!) presidentes en sólo una semana. Uno de ellos, Adolfo Rodríguez Saá, que sólo duró tres días, por lo menos hizo algo bien, aunque lo hiciera por el camino equivocado:  declaró la suspensión de pagos de la deuda soberana de Argentina.

¡Se desataron todos los infiernos! Los banqueros internacionales y el FMI hicieron todo lo posible para hacer rectificar a Argentina; los expertos de los medios globales predijeron todo tipo de catástrofes inminentes. El impago de la deuda significaba que Argentina tendría que sobrellevar el dolor y la agonía sola, siendo expulsada de la “comunidad financiera internacional”.

“¡Tú no eres mi jefe!”

Pero por malo que pueda ser, siempre será mejor hacerlo sin la “ayuda” de los banqueros, el FMI, el Banco Central Europeo, la Reserva Federal y el Tesoro de los EE.UU. Es mejor resolver el lío por uno mismo, que tener a los buitres bancarios parásitos devorando su porción de carne de la descomposición social y económica de tu nación.

¿Y cómo de malo resultó el año 2002? Una caída del 40% del PIB, el 30% de desempleo, el 50% de la población cayó por debajo del umbral de pobreza; de forma dramática, casi en una noche, la devaluación frente al dólar pasó de 1 peso por dólar a 4 pesos por dólar (en ese entonces se ajusta a la baja a 3 pesos por dólar); si tenías un dólar en la cuenta bancaria, el gobierno te obligaba a cambiarlo a pesos a razón de 1,40 pesos por dólar.

¿Qué hizo mal el gobierno de Argentina? En los meses previos al colapso se sometió a todas las “recetas” de los banqueros y a todos los mandatos del FMI, que fueron en realidad la verdadera causa del colapso: a Argentina se le prestó mucho más de lo que podría pagar…. ¡Y el banquero lo sabía! Esto fue descrito en nuestro artículo del 19 de diciembre 2011 Argentina: Tango Lessons.

Los sucesivos gobiernos desde entonces han seguido siendo útiles para los intereses bancarios mediante la renovación de la deuda de 30 a 40 años, la agregación de gran interés y, en el 2006, el pago del total de la deuda con el FMI -casi 10.000 millones de dólares en total, en efectivo y en billetes de dólar estadounidense (el FMI fue la única entidad a la que se le dio la condición de acreedor más favorecido).

Los mismos buitres volando en círculos sobre Grecia

Huelga general en Grecia

Huelga general en Grecia

Hoy en día, Grecia se enfrenta a una decisión igual de dura. O mantiene su soberanía, o capitula ante la “troika de buitres” – el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional- que trabajan para los banqueros, no para las personas.

No es de extrañar que hoy en día nos encontramos con que Grecia también tiene a la cabeza a un hombre de la Comisión Trilateral de Rockefeller/Rothschild: Lucas Papademos, que está haciendo las mismas cosas que se hicieron en Argentina en 2001/2.

Argentina no sólo sufrió a Cavallo, sino que el propio presidente De la Rúa fue cofundador del Global Power, CARI –Argentine International Relations Council (Consejo Argentino de Relaciones Internacionales), la rama local del Consejo de Relaciones Exteriores con sede en Nueva York, interconectado con la mafia de la Comisión Trilateral / Bilderberg.

Grecia debe hacer ahora lo que hizo Argentina hace una década: es mejor soportar el dolor y las dificultades por su cuenta, y poner orden en el caos provocado por los políticos en connivencia con los banqueros internacionales, blandiendo cualquier atisbo de soberanía que les quede todavía, que permitir que los buitres bancarios sentados en Frankfurt, Nueva York y Londres decidan su futuro.

¡Es el modelo neocolonial de dominio del poder privado, estúpidos!

¿O piensan que es simplemente mala suerte, mal juicio y coincidencia que los países -Grecia, Argentina, España, Italia, Portugal, Brasil, México, Islandia, Irlanda, Rusia, Malasia, Ucrania, Indonesia, Corea del Sur, Tailandia, Francia, incluso los EE.UU. y el Reino Unido- siempre pidan demasiado a los banqueros para luego “descubrir” que no pueden devolver el dinero y que, simétricamente, los mismos banqueros –Citicorp, HSBC, Deutsche, Commerzbank, BNP, Goldman Sachs, Bank of America, JPMorganChase, BBVA, presten mucho a los países y luego “descubran” que no pueden cobrar?

¡No! Ese es el camino de baldosas amarillas que conduce a la Ciudad Esmeralda de la “reestructuración de la deuda”, la “refinanciación de la deuda”, y el “mega canje de bonos de deuda soberana”, que hace  que la deuda soberana crezca como una bola de nieve, proyectándola 20, 40 o más años en el futuro. Eso garantiza colosales ganancias de interés inimaginable a los megabanqueros -y a todos los políticos amigos, operadores de medios de comunicación, comerciantes y corredores, sin los cuales no sería posible.

Se trata de un modelo. Debe seguir rodando y rodando y rodando… Mientras esta maquinaria monstruosa avanza, pisotea, destruye, aplasta y elimina a la gente, los puestos de trabajos, los trabajadores, los servicios de salud, las pensiones, la educación, la seguridad nacional y prácticamente todo lo  humano que encuentra en su camino. Dirigida por tecnócratas usureros parasitarios, no le importa lo que destruye porque no tiene ética ni moral, ni cristiana, ni musulmana ni budista. Sólo adora a un codicioso ídolo de oro de dinero, dinero y más dinero. Esta es la esclavitud del Poder del Dinero del siglo XXI.

Tres generaciones de argentinos vieron sus esperanzas rotas y sus sueños frustrados por esta máquina monstruosa, sufriendo las dificultades, penas y humillaciones que se producen cuando los países renuncian a su soberanía.

¡Volved al dracma!

La imagen de Pericles en el billete de 100 dracmas

Así pues, Grecia: ¡declarad la suspensión de pagos de vuestra “deuda soberana”! ¡Sencillamente, volved al dracma! Simplemente decid “No, gracias” a los banqueros alemanes y a los buitres de la Troika.

Por favor, griegos: decid simplemente “¡No!” a vuestro presidente de la Comisión Trilateral.

Con ello podéis establecer un fuerte precedente para vuestros vecinos europeos. Como España, que está siendo muy perjudicada en estos momentos por razones similares. Como Italia, con su primer ministro de la Comisión Trilateral, Mario Monti (¡también Presidente europeo de la Trilateral!).

Grecia, la cuna de la democracia, puede enseñar al mundo una lección de verdadera democracia echando a patadas del país a estos parásitos, lo que pudiera dar lugar a que se les echara a patadas también de Europa y, un día, de toda la economía mundial.

Porque lo que Grecia y Argentina e Italia y España sufren hoy en día no es verdadera democracia, sino más bien una imitación deformada y bastarda que sistemáticamente deja el control en manos de los Maestros del Poder Global, de la Comisión Trilateral, Bilderberg y la mega-banca mundial. Representan el “show de la democracia” completo, según el cual todos los países terminan teniendo “la mejor democracia que el dinero puede comprar”… que no es democracia en absoluto…

El gigantesco Poder del Dinero se dirige a toda máquina hacia todos nosotros. Si Grecia cae, ¿quién será el próximo? ¿España? ¿Italia? ¿Portugal? ¿Argentina (¡una vez más!)?

Así pues, ¿Y si la vuelta al dracma de Grecia marca el principio del fin para el euro? Dejemos que Italia vuelva a la lira, España a la peseta, Portugal al escudo… Tener una moneda propia constituye un factor clave de la soberanía nacional.

Todos los gobiernos deben entender que, o bien se gobierna para el pueblo y contra los banqueros, o bien se gobierna para los banqueros y contra el pueblo.

Adrian Salbuchi

Adrian Salbuchi es analista político, escritor, orador y comentarista de radio / TV en la Argentina. www.asalbuchi.com.ar

*Bankster, neologismo acuñado mezclando los términos banquero (banker) y gangster. N. del T.

2 thoughts on “Consejo a Grecia desde Argentina: “¡Declarad ya la suspensión de pagos!” Por Adrian Salbuchi

  1. Pingback: Consejo a Grecia desde Argentina: “¡Declarad ya la suspensión de pagos!” « Me interesa Blog

  2. Pingback: ESTAFA: : GRECIA lo intentó y no pudo. ESPAÑA: REFERENDUM SOBRE EL “RESCATE” y un pequeño resúmen sobre la situación. « Maestroviejo's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s